Día Mundial del Agua, ¿en verdad estamos conscientes de su importancia?

Día Mundial del Agua, ¿en verdad estamos conscientes de su importancia?
Día Mundial del Agua, ¿en verdad estamos conscientes de su importancia?

La mitad de la población mundial sufrirá escases de agua en 30 años, alerta académico de la UNAM en el Día Mundial del Agua. Conoce los objetivos que se tienen para 2030.

¿Sabías que más de 80% del líquido residual generado por las sociedades regresa al ecosistema sin haber sido tratado o reutilizado? De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cerca de mil 800 millones de personas utilizan una fuente de agua potable procedente de fuentes, ríos, pozos o manantiales contaminados, por lo que corren el riesgo de contraer enfermedades como cólera, disentería, fiebre tifoidea y poliomielitis.

Con el eslogan “¿Por qué gastar agua?” hoy se celebra el Día Mundial del Agua, cuyo tema central para 2017 es el agua residual. En este marco, “el agua en el mundo se ha convertido ya en un recurso natural escaso debido a la ineficiencia de su manejo, administración y falta de conciencia de los seres humanos”, indica Fernando González Villareal, director del Programa de Manejo, Uso y Reúso del Agua (Pumagua), de la UNAM.

En la actualidad, “una tercera parte de los habitantes del planeta vive en estrés hídrico, es decir, el líquido se está agotando y su uso comienza a ser limitado; se estima que en 30 años la mitad de la población estará en esas condiciones. Esta crisis ya alcanzó a México”, advierte el coordinador técnico de la Red del Agua de la UNAM.

Recurso escaso

De acuerdo con los expertos, la superficie terrestre está cubierta aproximadamente de 71% de agua, aunque sólo cerca de 2% de ésta es potable. Es por eso que debemos aprovechar al máximo los recursos residuales, pues gestionándolos de forma segura son fuentes asequibles y sostenibles de agua, energía, nutrientes y otros materiales recuperables. Según la ONU, los beneficios se reflejarían en la salud humana, el desarrollo económico y la sostenibilidad ambiental.

La ONU informó que una meta de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para 2030 es haber mejorado la calidad de este recurso natural no renovable al reducir la contaminación, eliminar el vertimiento y minimizar la emisión de productos químicos y materiales peligrosos; disminuir a la mitad el porcentaje de aguas residuales sin tratar, y aumentar el reciclado y reutilización sin riesgos.

Desafíos para la Ciudad de México

Mejorar la gestión y servicio del agua son algunas de las metas que debe enfrentar la capital mexicana. “La población del Valle de México percibe este recurso como un servicio primario; sin embargo, no está dispuesta a pagar por éste. A ello se suma que 40% del líquido se pierde por fugas de una red vieja y con poco mantenimiento”, señala el especialista.

La falta de cultura, además, se refleja en un aspecto peculiar y paradójico. Delia Montero Contreras, economista de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), asegura que los hogares de la Ciudad de México gastan cuatro mil millones de pesos al año en agua embotellada.

Por otra parte, alrededor de 842 mil muertes al año son causadas en el mundo por el consumo de agua insalubre y por saneamiento e higiene deficientes. “Necesitamos aumentar la recolección y tratamiento de las aguas residuales y reciclarlas de una forma segura. Al mismo tiempo, necesitamos reducir la cantidad de agua que contaminamos y malgastamos para ayudar a proteger el medio ambiente y los recursos hídricos”, exhorta la ONU en un comunicado.

Estos son dos consejos prácticos que la ONU-Agua (Un Water, por sus siglas en inglés) emitió en una infografía como parte del Día Mundial del Agua de este año:

  • Reducir. Cerrar el grifo y evitar verter basura, aceites y productos químicos por el desagüe.
  • Reutilizar. Recoger las aguas residuales grises para regar jardines o lavar vehículos.

Fuente: Clarin